Habitar en ti

20140804_114955
Habitar,

en aquel amanecer de junio,

en aquellas lágrimas que no sentí caer,
en tus primeras inhalaciones antes de mirar,

en tus nobles ojos marrones

que me recuerdan a él,

en tus dedos cuando tocabas

la luna reflejada tras el cristal,

habitar,

en este poema que nace de ti,

en los momentos

en los que a gatas seguías

a hormigas que habitan también aquí,

habitar,

en la primera carta que te escribí,

en el primer poema que te leí,

en los amores que llegarán,

en las espinas que te rozarán,

habitar,

en tus largas delgadas piernas,

en tu tierno corazón inalcanzable,

en tu amable sonrisa interminable,

habitar,

en tu solidas huellas,

en tus profundas raíces,

en tu incalculable energía,

en la pureza de tus abrazos,
habitar en ti,

ese es mi sueño

cuando me toque marchar de aquí.

2020

Photo by Markus Winkler on Pexels.com

Vete,

no te detengas,

y vete,

nadie te espera,

ni siquiera quien más te quiso,

ni siquiera ella.

Vete,

márchate lejos,

y vete,

no digas a donde vas,

has dejado la tristeza de aquel solar,

recuerdos de niño

que ya no quise buscar.

Vete,

date prisa,

y vete,

no mires atrás,

porque no verás nada,

solo llegaste para destrozar,

para odiar,

para matar.

Vete,

sin demora,

por favor vete,

no te lo pediré más,

solo una cosa

antes de que te olvide,

gracias por mostrarme,

quienes me aman de verdad.

Sigo caminando IV

Photo by Julien Bachelet on Pexels.com

Camino sereno convenciendo

a números irracionales,

eliminando al factor común

que se repite en todos los términos,

tus recuerdos,

destrozando en infinitésimos

la tarde que te fuiste,

cero súplicas,

infinitas utopías,

tus suspiros en mis labios.

Sigo caminando III

Photo by Suliman Sallehi on Pexels.com

Camino seguro sorteando teoremas

con demostraciones dudosas,

elevando a la enésima potencia

cualquier ensayo radical,

tus odios,

resolviendo ecuaciones complejas

para suspirar la perfección fantaseada,

cero lamentos,

infinitas quimeras,

tus miradas en mis labios.

Sigo caminando II

Photo by Pixabay on Pexels.com

Camino tranquilo evitando problemas

sin solución,

dividiendo caminos

llenos de fracasos,

tus cicatrices,

truncando decimales injustos

para calcular el amanecer soñado,

cero tristezas,

infinitas ilusiones,

tus caricias en mis labios.

Sigo caminando I

Photo by Daria Shevtsova on Pexels.com

Camino lento esquivando incógnitas,

multiplicando indefinidas variables,

tus sentimientos,

simplificando llantos

en la búsqueda del ansiado resultado,

cero lágrimas,

infinitas sonrisas,

tus besos en mis labios.

Cotidianidad

person laying on sofa while reading book
Photo by Lisa Fotios on Pexels.com

No sé como explicarte

que la luz ya no alumbra igual,

que las mariposas

ya no están haciendo aquel ritual,

que te siento lejos,

como a las gaviotas que llenas de miedo

ya no dibujan los trazos del mar,

pero algo me dice que volverás.

No sé como explicarte

que no quiero este retiro forzado,

que me aseguraste

que jamás notaría tu ausencia,

y me has dejado roto,

sin nada que decir,

sin nada en lo que creer,

sin nada que llorar,

pero algo me dice que volverás.

No sé como explicarte

que ahora pido permiso para imaginar,

que no siento tus abrazos en mis lágrimas,

que por dentro no paro de sangrar,

que hace unos días te despedí

y me dijiste que nunca te ibas a marchar,

tengo que asimilar que tu mirada

se fugó entre mis dedos,

que superar cada una de tus mentiras,

que sufrir el adiós

que silencia estos latidos,

que admitir que ya nada es igual,

lo tengo que aceptar,

pero dime, por favor,

que volverás,

porque así no se puede vivir,

así ya no puedo soñar.

Miedo

never be afraid on typewriter
Photo by Suzy Hazelwood on Pexels.com

Hoy tengo miedo,

a no decirte lo que quiero,

al movimiento de tus caderas

cuando caminas sin dudas hacia mi,

a tus manos congeladas,

a que todo termine aquí.

Hoy tengo miedo,

miedo incluso a no tener miedo,

al momento en que desnudas

tu cuerpo delante del espejo,

a olvidar la imagen de tu cara,

los gritos de tus latidos,

tu voz sin sonido.

Hoy tengo miedo,

a vivir, a morir,

a no ser yo,

a cuando te quitas las medias

de esas piernas que no tienen fin,

a tu piel de cristal,

a respirar en ti.

Hoy tengo miedo,

miedo a tener miedo,

a abrazarte,

a marcharme,

a sentir, a latir,

hoy tengo miedo,

miedo al veneno de tus labios

a los que no tengo miedo,

miedo,

hoy tengo miedo,

miedo a estar aquí sin ti.

 

Futuro

person sitting on rock on body of water
Photo by Keegan Houser on Pexels.com

Los próximos besos

serán mejores que los que di,

quizá por la experiencia

de besar labios

que a veces confundí,

o porque cerraré los ojos

y te imaginaré otra vez aquí.

Los próximos versos

serán más bonitos que los que escribí,

quizá  por los años que uno cumple

y que te hacen atrapar palabras

 que jamás vendí,

o porque notaré brotar por mis dedos

rimas consumidas que murieron junto a ti.

Los próximos tiempos

serán más hermosos que los que viví,

quizá porque se acerca el invierno

que siempre te pedí,

o porque la brisa acariciará

unos ojos tristes,

ausentes de lágrimas,

en los que cada día fallecí.

Los próximos amaneceres

serán mejores que los que residí,

quizá porque nunca es demasiado tarde

para encontrarte,

para que la lluvia te moje,

para empezar otra batalla,

para ser feliz.

Ahora que te veo marchar V

photo of a person standing on sea dock
Photo by Frederik Sørensen on Pexels.com

Ahora que te veo marchar …

fracturo el espejo donde se refleja tu partida,

acaricio el terciopelo de tus palabras,

te abarco con mis brazos cansados

 y no te dejo escapar.

Ahora que te veo marchar …

empiezo a hacer mi maleta

para no dejar nada atrás.